Ir a la portada de Saulo.Net
Artículo
 

 Portada > Publicaciones > Artículos > Artículo

Dominio + DNS + web + correo = presencia en Internet

Este artículo explica los pasos necesarios para disponer de un sitio web con nombre de dominio propio (www.misitio.com), así como una cuenta de correo de la forma minombre@misitio.com. Si bien existen empresas en Internet que hacen todas las gestiones de forma transparente para el usuario, el propósito de este artículo es conocer desde el punto de vista técnico cómo se interrelacionan los distintos elementos que permiten que un visitante pueda ver nuestra página web desde cualquier parte de Internet.

Saulo Barajas, Saulo.Net 09ago02.- Los elementos que se citan en el título del artículo son los siguientes:

  • Registro de un nombre de dominio. Equivale al registro de una marca en el mundo empresarial. Es únicamente el nombre, no implica tener una página web ni una dirección de correo. De hecho, es habitual registrar nombres de dominio simplemente para que "no me los quiten". En un futuro estos nombres se podrán asociar a una página web. Cuando se registra el nombre de dominio hay que indicar los servidores DNS que tendrán autoridad sobre el dominio.
  • Servidores DNS. Son necesarios dos: un servidor primario y otro secundario. Estas máquinas contienen unas tablas que asocian nombres de dominio con las direcciones IP de servidores de servicios (web y correo en nuestro caso).
  • Servidor web. Es una máquina que contiene archivos organizados en directorios. Esta estructura forma nuestro sitio web. Los archivos son las páginas web que los visitantes van a solicitar y visualizar.
  • Servidor de correo. Almacena los mensajes que nos envían.

La relación entre todos estos elementos es la siguiente: al registrar el nombre de dominio se indican los servidores DNS primario y secundario de ese dominio. Estos servidores almacenan la dirección IP de los servidores web y de correo.

 
Búsqueda de un nombre de dominio libre

Cuando un usuario introduzca www.misitio.com en su navegador, éste realizará una consulta DNS para obtener la dirección IP del servidor web. Una vez que el navegador conozca la dirección IP asociada accederá al servidor y le solicitará la página principal (será un archivo llamado index.html, default.htm o similar situado en el directorio raíz del sitio web del servidor). De igual forma, cuando un usuario envíe un correo a la dirección minombre@misitio.com, su servidor de correo saliente efectuará una consulta DNS para determinar cuál es el servidor de correo asociado a las direcciones @misitio.com. Una vez que obtenga su IP le enviará el mensaje de correo.

Obsérvese que estamos hablando de 4 servidores: DNS primario, DNS secundario, web y correo. Los servidores DNS son dos (o más) para evitar que el fallo de uno impida el acceso a los servicios asociados al dominio, esto es, por motivos de redundancia. Si bien es posible utilizar un único servidor DNS no es una práctica recomendable. Esto se podría conseguir de dos formas: poniendo, a la hora de registrar el dominio, un servidor secundario no válido; o bien, teniendo dos IPs y dos nombres de dominio para la misma máquina de tal forma que simule que son dos máquinas físicas cuando en realidad es la misma. 

Los servidores web y de correo pueden ser máquinas físicas distintas o bien la misma o incluso, la misma que uno de los servidores DNS. Todo depende del tráfico que esperemos en nuestro sitio web y el grado de seguridad requerido. En cualquier caso, debemos saber que una sola máquina puede tener habilitados simultáneamente los servicios (demonios, en la terminología de Unix) DNS, web (HTTP) y correo (SMTP). Eso sí, no vale una máquina cualquiera: es necesario que tenga una IP estática (siempre la misma). De lo contrario, los visitantes no serían capaces de encontrar la ubicación del servidor (es como tratar de localizar al vendedor de helados con un carrito que nunca está en el mismo sitio).

 

Registro del dominio

Para registrar un nombre de dominio únicamente necesitamos una tarjeta de crédito y, si el registrador no los proporciona, dos servidores DNS. El proceso de registro solicitará en primer lugar un nombre de dominio que deberá estar disponible. Existen una serie de dominios que se pueden registrar libremente como son por ejemplo los .com, .net, .org, .biz, .info, .tv y .ws. 

Nótese que los dominios de primer nivel (TLD, Top-Level Domains) de dos letras son, en realidad, dominios regionales al igual que .es corresponde a España o .ar a Argentina. Sin embargo, los gestores de ciertos dominios regionales han aprovechado la similitud de las letras asignadas a sus países con abreviaturas de la vida cotidiana. Así nadie asociaría la terminación .tv a  Tuvalu o .ws a Western Samoa, sino a televisión o web site (sitio web). La elección de un nombre o de otro es independiente del funcionamiento de los servicios que posteriormente soportará, únicamente obedece a fines estéticos o de marketing.


Los registradores de dominio suelen ofrecer la posibilidad de contratar 
sus propios servidores DNS y servidores web (hosting)

Una vez se ha encontrado un nombre satisfactorio se procederá a completar unos formularios indicando los datos personales del responsable del dominio, los dos servidores DNS y, por supuesto, el número de tarjeta de crédito. Como hemos indicado más arriba no es obligatorio que dispongamos de dos servidores DNS: la mayor parte de los registradores ofrecerán la utilización de los suyos por un pequeño incremento del coste o bien, gratuitamente. Si contratamos los servicios DNS del registrador deberemos indicar también algunos datos adicionales, en concreto, las direcciones IP de nuestro servidor web y servidor de correo. Además de ofrecer los servidores DNS, el registrador puede ofrecer también los servidores web y de correo correspondientes y así quedarían centralizadas en una misma empresa todas las gestiones.

El listado de registradores autorizados se puede obtener de esta dirección. Conviene comparar precios y ofertas antes de decidirse por un registrador concreto. Si el nombre de dominio que buscamos no se encuentra libre, se puede intentar comprárselo al actual propietario. Los precios de la compra de un dominio que está siendo utilizado supera con creces al registro de un dominio nuevo. En Great Domains podemos ver algunos de los dominios más demandados (y más caros). De hecho, sólo un pequeño porcentaje de todos los dominios registrados se están utilizando en la actualidad, el resto esperan a ser vendidos, utilizados en un futuro o sencillamente quedan inutilizados para que otros no puedan comprarlos.

    

Servidores DNS

Cada dominio necesita un servidor primario DNS, aunque un servidor DNS puede ser el primario de muchos dominios. El servidor DNS primario contiene unos pequeños archivos de texto, llamados archivos de zona, que constituyen la base de datos de direcciones IP y nombres de dominio. El siguiente podría ser el archivo de zona para un supuesto dominio misitio.com:

misitio.com.  IN SOA ns1.saulo.net. postmaster.misitio.com. (
     2002080801 ; Numero de Serie, fecha de hoy + numero de serie de hoy 
     28800      ; Tasa de refresco [8h]
     7200       ; Tasa de reintento [2h]
     604800     ; Caducidad para secundario [7d]
     86400)     ; Validez para clientes [1d]

; Servidores DNS

misitio.com.         IN NS  ns1.saulo.net.
misitio.com.         IN NS  ns2.saulo.net.

; Servidores de correo

misitio.com.         IN MX  10 correo1.misitio.com.  ; Servidor de correo principal
misitio.com.         IN MX  20 correo2.misitio.com.  ; Servidor de correo de reserva

; Direcciones IP de los hosts

ulises.misitio.com   IN A   10.7.3.2  ; Dirección IP del servidor web
correo1.misitio.com  IN A   10.7.3.3  ; Dirección IP del servidor de correo principal
correo2.misitio.com  IN A   10.7.3.4  ; Dirección IP del servidor de correo de reserva

; Otros nombres para los mismos hosts (alias)
www.misito.com       IN CNAME  ulises.misitio.com

 

En este archivo vemos que la dirección IP del servidor web es 10.7.3.2 y su nombre real, ulises. El nombre www se ha escrito como un alias de ulises para que desde un navegador se pueda teclear www.misitio.com. Las www se han convertido en un convenio a la hora de designar los servidores web. Obsérvese que es en este archivo donde se determina si el sitio web se podrá invocar de la forma http://misitio.com o bien, de la forma http://www.misitio.com, de ambas o de cualquier otra que elijamos siempre y cuando termine en el nombre de dominio que hemos registrado (misitio.com).


SamSpade.org muestra los servidores web y de correo asociados a un dominio.
La herramienta más utilizada para este fin por administradores es NSLOOKUP
en modo comando o bien, desde una página web

Según el archivo anterior, el efecto de teclear en un navegador http://ulises.misitio.com, http://www.misitio.com o http://10.7.3.2 será el mismo. En cambio, no funcionaría http://misitio.com. El caso de http://10.7.3.2 merece algunos comentarios porque no siempre funciona, depende de la configuración del servidor web. Funcionará si se trata de un servidor dedicado, es decir, si en esa dirección IP tiene alojado únicamente el sitio web correspondiente a mistio.com. Sin embargo, no funcionaría si se trata de un servidor web compartido entre múltiples dominios (caso habitual para economizar costes) debido a que una misma IP la utilizan multitud de dominios. Para discriminar el sitio web que debe mostrar, el servidor web se fija en la dirección escrita por el usuario, pero si éste no ha escrito ninguna no será capaz de adivinar a cuál desea acceder.

También vemos en este archivo que todos los mensajes enviados a alguna dirección de correo terminada en @misitio.com serán repartidos a la dirección 10.7.3.3, a un servidor de correo llamado correo1. Si este servidor por algún motivo no respondiese los mensajes quedarían almacenados temporalmente en el servidor de reserva correo2. Los números 10 y 20 indican la prioridad que tiene un servidor de correo sobre los demás.

La utilización de servidores de correo de reserva es algo aconsejable porque de no tenerlos, una pequeña desconexión del servidor principal de correo originaría que los mensajes de correo enviados en ese instante se devolverían de inmediato al destinatario. La experiencia indica que si desconectamos por tan sólo unos segundos nuestro servidor de correo para tareas de mantenimiento será suficiente para que se devuelvan los mensajes más importantes que estemos esperando aunque en el resto del día apenas lleguen mensajes (¿Ley de Murphy?). El remitente probablemente piense que tiene mal nuestra dirección de correo y no lo intente más tarde.

Por motivos de seguridad son necesarios al menos dos servidores DNS por cada dominio. Lo habitual es tener únicamente un servidor primario y otro secundario. Los  servidores DNS secundarios contienen una copia de los datos almacenados en el servidor primario. Cada cierto tiempo prefijado se realiza una transferencia de zona para actualizar los datos de los servidores secundarios.

Además de los servidores DNS que establezcamos para nuestro dominio, existen miles de servidores DNS repartidos por todo Internet. DNS al fin y al cabo es un sistema distribuido de nombres de dominio. Esto significa que no siempre que un usuario escriba http://www.misitio.com se va a realizar una consulta a nuestros servidores DNS, sino que otros servidores DNS también pueden responder. Esto es, los servidores DNS contienen una cache (memoria temporal) de nombres que han resuelto anteriormente, la cual se va renovando a medida que se supera un tiempo prefijado. Entonces, ¿cuánto tiempo será necesario esperar desde que se produce un cambio en un archivo de zona hasta que todos los usuarios de Internet lo ven? Habitualmente varios días, de 3 a 5. Es el tiempo requerido para que los cambios se repliquen por toda la red de servidores DNS.

 

Servidores web y de correo

Hasta ahora hemos hablado solamente de estos dos servicios por ser los más habituales, aunque todos los comentarios son válidos también para servidores de FTP, IRC, grupos de noticias, etc.

Todos los servidores deben tener direcciones IP estáticas para que los usuarios puedan localizarlos (son las direcciones indicadas en el correspondiente archivo de zona del servidor DNS primario). Muchos usuarios me preguntan si es factible tener un servidor web en su propio domicilio. La respuesta es sí, siempre y cuando tengan siempre la misma dirección IP. Incluso, para los que tienen direcciones IP dinámicas (la mayor parte de conexiones de ADSL y de cable) existen algunos trucos que permiten localizar los servidores: la clave está en utilizar servidores DNS dinámicos. Consúltese por ejemplo DynDNS.org. Una vez salvada la cuestión de la dirección IP hay que pensar que el servidor debería estar disponible las 24 horas (incluso aunque haya cortes de luz por parte de la compañía eléctrica) y tener una conexión a Internet de buena calidad. Mi consejo es siempre recurrir a centros de servidores especializados que reúnen todos estos requisitos de calidad y seguridad.

 

Empresas todo-en-uno

A pesar de esta separación de conceptos o elementos que hemos expuesto en el artículo, no es tan sencilla la contratación de los distintos servicios a empresas diferentes. De hecho, es demasiado frecuente que las empresas dedicadas al hospedaje de dominios (servidor web) obliguen al usuario que ya dispone de un dominio a "trasladarlo" a sus dependencias. Este término no es otra cosa que registrar de nuevo nuestro dominio con el registrador elegido por la empresa (pagando de nuevo la cuota anual aunque ya la tuviésemos abonada). Y no sólo esto, sino que además el dominio puede pasar a estar registrado a nombre de la empresa que ofrece el hosting, no a nombre de su verdadero propietario. Se utilizan los servidores DNS de la empresa que da el hospedaje para que ésta pueda establecer las IPs de sus servidores.

La conclusión de esto es que si el día de mañana queremos cambiar nuestro dominio para que apunte a un nuevo servidor web, la empresa responsable del actual servicio de hospedaje deberá aprobar el cambio porque en realidad son ellos los verdaderos propietarios. Esto no tiene porqué ser un problema pero es conveniente entender bien todos los conceptos expuestos en este artículo para evitarse sorpresas no deseadas.

 
Estadísticas
¿Cuáles son los artículos más leídos de Saulo.Net?
 
Curso
Curso de redes en Windows 98 y NT 4
 
Curso
Curso de protocolos TCP/IP
 
Saulo.Net
Lista de correos para comentarios y dudas de Saulo.Net. Suscríbete para estar siempre al día de las novedades.
 
Acceso rápido a Saulo.Net
 
Portada
|_ Cursos
|   |_ Redes
|   |_ TCP/IP
|   |_ Discos
|   |_ MS-DOS
|   |_ Diseño web
|_ Artículos
|_ Lista de correo
|   |_ Destacados
|   |_ Leer
|_ Estadísticas
|   |_ de cursos
|   |_ de artículos
|_ Libro de visitas
 
Visita Hotel Madrisol, en el centro de Madrid, junto a la Puerta del Sol
 
Inscripciones online para eventos deportivos eligetudorsal.com

 
© Saulo Barajas, 2000-2016    Contactar con el autor